AUTOAYUDA

El juego en exceso no solo te puede afectar a ti, puede alcanzar a tu familia y a tus amigos. Te puede arrebatar lo mejores años de tu vida o hacerte perder a personas o momentos realmente importantes.

Cuando descubras el primer síntoma, el paso inicial y el más importante será reconocer que estás jugando en exceso. Ese instante marcará el comienzo de una nueva oportunidad de vida.

Buscar la solución para el juego en exceso requiere un cambio en tu comportamiento y en tus hábitos, para que tu control sobre el juego sea responsable.

En este espacio, te brindamos algunas opciones de autoayuda. Recuerda que es indispensable visitar a un especialista y contar con el apoyo de tu familia para asegurar el cambio:

TOMA CONCIENCIA

Imagina que alguien decide por ti y tú simplemente haces su voluntad. Esa es la forma en la que actúas cuando juegas en exceso.

Tomar conciencia de esta realidad, puede generarte un conflicto, pero es necesario que lo visualices de esa manera para empezar el cambio. Ten presente que el responsable para eliminar el juego en exceso, eres tú. Tu familia y amigos solo te pueden apoyar.

Cuando admites que estás jugando en exceso, estás empezando a autoayudarte. Asumir este reto no será fácil, pero con tu decisión podrás llegar a tu objetivo. No delegues esta responsabilidad en tus familiares o personas de confianza, ellos estarán dispuestos a apoyarte, pero eres tú, quien debe de conducir tu destino.

Con tu compromiso, podrás poner límites y deberás evitar todas aquellas situaciones o motivos que te pudieran llevar a una recaída.

BUSCA AYUDA

Algunos jugadores que no pueden controlar su deseo por seguir jugando, piensan que se encuentran solos.

Cuando desees ir a jugar, llama a un familiar o amigo cercano y coméntale acerca de tu situación. Escúchalo. Juntos pueden encontrar una solución.

 

JUGAR NO ES UNA FUENTE DE INGRESOS

Cuando juegas, existen más probabilidades de perder que de ganar. Ya que el juego es solo para divertirte o pasar el tiempo, pero no es una fuente de ingresos.

Cada vez que juegas en exceso, agrandas tus pérdidas no solo de dinero sino de momentos valiosos que puedes disfrutar al lado de tu familia y tus amigos.

AUTOEXCLUSIÓN

Una forma efectiva para evitar recaídas en el juego es autoexcluirte. Es decir, acudir al MINCETUR y solicitar ayuda para restringir tu entrada a los establecimientos de juegos de casinos y máquinas tragamonedas. Es muy sencillo, solo debes llenar un formulario y presentarlo de forma presencial con tu DNI ante la Dirección de Casinos y Máquinas Tragamonedas. Si no vives en Lima, podrás enviarlo por correo a la dirección Calle Uno Oeste 050, Urb. Corpac, San Isidro, Lima, en un sobre sellado con las siglas LDP, como señala el Reglamento de la Ley N° 29907.

ARTÍCULOS RECIENTES